¿Qué es un Acreedor Quirografario?

Debemos saber que los préstamos quirografarios son aquellos que no tienen garantías reales de pago, sólo queda que el deudor garantice devolverlo con su patrimonio. Por ese motivo, el acreedor en los préstamos quirografarios es la persona que tiene garantía de que va a recibir el pago pero no de cómo va a recibirlo, es decir, no tiene una garantía específica.

Es por ello que el acreedor tiene derecho sobre los patrimonios que posea la persona adeudada. “Quiro” es un término que viene de la palabra griega “mano” y que en la actualidad hace referencia a todos los compromisos que no están avalados por algún notario o que no están de forma legal, sino que la obligación queda asignada entre el deudor y el acreedor.

El acreedor de los préstamos quirografarios tiene un derecho que es el poder de embargar todos los bienes al deudor, excepto los que sean bienes irrenunciables. A lo que se refieren con bienes irrenunciables, es a todos los bienes que no se pueden vender ni ceder a otra persona de forma legal. Un ejemplo de esto serían los inmuebles que nos han donado o que hemos adquirido por sucesión testamentaria.

Estos acreedores de los préstamos quirografarios pueden tener acceso a todos los bienes del deudor pero hasta un límite, y ese límite es que la suma de todos los bienes dé como resultado la cantidad que le hemos prestado.

El periodo de tiempo que tiene el deudor para pagar los préstamos quirografarios al acreedor, es el que se ha concertado por ambas partes. Aunque el plazo de la devolución sea variable, se suele fijar teniendo en cuenta los ciclos de operaciones de las actividades empresariales a las que se dedique el deudor. Ese ciclo de operaciones es todo el proceso de la actividad, desde que se inicia la producción del bien o servicio prestado, hasta que llega al consumidor final (Que puede ser tanto empresas como profesionales).

Por ejemplo, una empresa que se dedica a fabricar mesas, podría optar por los préstamos quirografarios y solicitar uno para poder comprar cargamentos de madera, y una vez que se haya trabajado, cortado, lijado y clasificado por piezas, se comienza a construir las mesas. Una vez que hayamos acabado, pueden ser transportadas por nuestra propia empresa o por servicios de terceros, al local que las venderemos, recibiendo el precio acordado. Cuando la empresa consiga recibir los ingresos suficientes, será el momento de devolver el préstamo.

Un único deudor quirografario y varios acreedores

¿Qué ocurriría cuando un deudor tiene varios acreedores de préstamos quirografarios? ¿Tendría más derechos el que primero haya ofrecido el préstamo?.

En lo legal, todos los acreedores deben tener las mismas exigencias sobre las obligaciones del deudor, por lo menos hasta que el pago quede solventado completamente.

Sin embargo, sólo en el caso de que todo el patrimonio del deudor no llegue a cubrir la deuda, es decir, que no sea lo suficiente para pagar a todos sus acreedores, este patrimonio se prorrateará a partes iguales entre todos los acreedores que haya, al menos que uno de éstos exija una proporción mayor por algún un motivo legal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir